LAS EDADES DE LULÚ
REGALO DE NAVIDAD
27 diciembre, 2021
LA BUENA SUERTE
24 enero, 2022

LAS EDADES DE LULÚ

Mi querida amiga, Mari, me regaló la novela Las Edades de Lulú, de Almudena Grandes. Yo no conocía a esta escritora, pero  me había enterado que era famosa al leer sobre su recién deceso a los 61 años. Lo publicaron en las  noticias del mundo literario.

Este libro resultó ser  triste para mí, es la historia de  una niña, Lulú,  que creció sintiéndose sola,  irónicamente, por ser parte de una familia numerosa, donde los recién nacidos iban desplazando a los hermanos mayores. Lulú desarrolló una tendencia precoz a la sexualidad. No conoció el amor verdadero pues lo confundió al ser seducida, siendo casi una niña, por Pablo, poeta, amigo cercano de la familia, un hombre mucho mayor que ella con quien terminó casada años después.

Pablo se convirtió en su guía, en todos los sentidos, la llevó por laberintos oscuros del sexo, erotismo, sadomasoquismo, hasta crearle una dependencia, estas prácticas se convirtieron en una adicción para ella en la vida adulta.   La protagonista jamás creció, siempre se comportó de forma inmadura.

En mi opinión es una historia que recrea de manera gráfica el abuso a una menor de edad, induciéndola a experimentar  de forma temprana  una sexualidad carente de afecto, y el incesto, ya en su adultez.

De ninguna manera podría decir que esta es  una historia de amor, al contrario, es una relación pervertida, enfocada en los placeres de la carne. Las escenas de sexo de principio a fin terminaron abrumándome. Pondré esta novela alejada de mis libros por temor a que los pervierta, es broma. Tampoco soy una santa.

Sinceramente ya estaba cansada de tantas escenas explícitas y me alegré cuando llegué a la última página para descubrir un final sin final. Esta novela es la mamá de las Sombras de Grey (me leí el primer libro, me enganchó, el segundo lo dejé a mitad, y el tercero no lo volteé ni a ver, más de lo mismo, supuse), Grandes se atrevió a ir mucho más allá del erotismo a pesar de la época en que fue escrita, 1989.

Lo mejor de esta novela, nueva edición,   es el prólogo de la propia autora, estupendo, después de leerlo tenía expectativas altas, no se cumplieron. No me cabe duda que Grandes es, fue una excelente escritora, considerando que esta fue su primera novela me queda claro que sabía narrar, me resultó similar al estilo de Rosa Montero, melodioso, así que no me quedaré tranquila hasta leer otras historias de ella, de seguro descubriré  un  gran tesoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.